El principio del alto coste de la espera
el alto coste de la espera

El principio del alto coste de la espera

El dinero es mágico pero predecible. Y bien combinado, gracias al poder del interés compuesto te permitirá duplicar cualquier inversión que te plantees en muy poco tiempo según la Regla del 72. Pero el tiempo es finito.
En la vida tenemos una ventana temporal de unos 35 años desde que tengamos un trabajo estable “decente” sobre los 30 años hasta que nos jubilemos sobre los 65 años para alcanzar la independencia financiera.

El alto coste de la espera

El principio del alto coste de la espera viene a decir que, cuanto antes te plantees comenzar a ahorrar una parte de tus ingresos (los expertos recomiendan un 10% de tus ingresos netos, mensualmente) y cuanto antes lo inviertas en un producto con interés compuesto a largo plazo, mayor la capacidad de multiplicar tu inversión en el tiempo y menor el capital periódico que tendrás que dedicar a ese empeño. Al contrario, si comienzas a invertir tu dinero a los 40 en vez de a los 30, o a los 50, la cantidad de dinero que tendrás que ahorrar cada mes para poder conseguir el mismo capital a la hora de jubilarte será mucho mayor.

Un ejemplo

Veamos un ejemplo. Una persona quiere disponer de unos 800 euros mensuales adicionales a su pensión de jubilación desde el día de su jubilación. Si suponemos que sobrevivirá desde ese día 20 años, hasta los 87 años, tendrá que disponer de esos 800 euros de ingresos durante 240 meses (800* 12 meses * 20 años). Si ahorra 200.000 euros para ese día, podrá disfrutar de 833 euros al mes de renta hasta el día de su muerte.
RELACIONADO  Por qué es importante tener educación financiera
Sin embargo, para alcanzar esos 200.000 euros a los 67 años, el esfuerzo que tendrá que hacer a los 20 será mucho más bajo que a los 30, 40 o 50 años. Si suponemos que se obtendrá una rentabilidad anual “lineal” de los ahorros, del 8% durante todo el tiempo que dure la inversión:
  • Si comienza a ahorrar a los 27 años (a 40 años de la jubilación) le bastará con un ahorro-inversión mensual de tan solo 43 euros;
  • Si comienza a los 37 (a 30 años de la jubilación), la cosa empeora y tendrá que ahorrar todos los meses unos 110 euros;
  • Si da el paso a los 47 (a 20 años de la jubilación), para conseguir esos 200.000 euros tendría que ahorrar unos 300 euros mensual;
  • Y si finalmente te llega la inspiración de la educación financiera a los 57, para constituir esos 200.000 euros a los 67, diez años más tarde, tendrías que ahorrar 1033 euros al mes.

El tiempo es oro

Como puedes ver,
el tiempo es crucial a la hora de multiplicar tu ahorro y la espera tiene un alto coste. Cuanto mayor tu ventana temporal, menor el esfuerzo mensual a realizar para conseguir un capital a la jubilación que te permita complementar tu pensión pública.

Deja un comentario

Cerrar Menú