Cuando inviertes a largo plazo para la jubilación tienes que tener en cuenta tres variables clave: su fiscalidad, su liquidez y su rentabilidad. Las inversiones a largo plazo en activos de renta variable (acciones) son las más rentables si se comparan con otros productos financieros a medio plazo o en renta mixta o fija. La inversión de nuestros ahorros a largo plazo en fondos de inversión cuya cesta esté bien distribuida, mediante los tres principios de la inversión (diversificar, promediar e invertir a más de 10 años vista, pase lo que pase en el corto y medio plazo) es una buena alternativa para ahorrar para la jubilación. Pero tenemos a nuestra disposición muchos otros productos financieros para invertir a largo plazo como los PIAS, los seguros unit-linked, o los planes de pensiones que conviene conocer para contratar los productos más rentables a largo plazo.

Los PIAS

Los Planes de Pensiones

Los Planes de Previsión Asegurados

Cerrar Menú