Diferentes tipos de ingresos en un presupuesto
Ahorro en una hucha

Diferentes tipos de ingresos en un presupuesto

Hemos visto que un presupuesto es un ejercicio de previsión, en el que por un lado estimamos los ingresos netos que tendremos solos o en familia (presupuesto de ingresos), y por otro lado listamos los gastos ordinarios (los repetitivos que son inevitables para vivir).

Veamos ahora por el lado de los ingresos las diferentes formas de ingresos que hay en la vida.

Diferentes formas de ingresos

Lo primero que hay que saber en relación con un presupuesto de ingresos es que la vida de los mayores es dura. Para gastar y consumir, hay que tener ingresos. Y los ingresos no vienen fácilmente.

También es dura la vida de los estudiantes. Para poder obtener ingresos en el futuro se deben preparar durante la infancia, adolescencia y juventud, intentar diferenciarse de los demás e intentar ser los mejores en su especialidad para conseguir un empleo bien remunerado o emprender.

Pregunta: Para ingresar dinero se pueden seguir varios caminos. ¿Cuál de estos tres te parece menos arriesgado, con más sentido común?:

a) jugarse los ahorros a la lotería a la espera de hacernos millonarios;

b) querer ser como Messi o Ronaldo y jugar todo el día a la pelota sin estudiar mucho;

c) estudiar lo que nos gusta e intentar tener un trabajo adecuado o montar una empresa con la que obtener ingresos.

Ingresos recurrentes vs ingresos extraordinarios

Piensa en tu casa y analiza las diferentes formas de ingresos de tu familia. Papá y mamá probablemente trabajarán y por ese trabajo les pagarán un sueldo todos los meses. Es decir, tendrán ingresos recurrentes mientras no pierdan su trabajo.

RELACIONADO  Consejos de ahorro para niños

También pueden ser ingresos recurrentes los que se obtienen de alquilar el piso de la playa durante todo el año (en verano no, que vamos toda la familia) o una segunda actividad como las clases que tu madre da por las tardes a otros niños.

Luego habrá otro tipo de ingresos extraordinarios en la familia como una subvención que nos dan para libros de texto y no esperábamos, una clase que te invitan a dar en una Universidad, la venta de un coche viejo que ya no nos servía o la herencia de un familiar lejano que se acordó de nosotros en su testamento y nos legó un dinerillo.

Los ingresos más interesantes a la hora de hacer un presupuesto de ingresos son los principales y recurrentes porque te garantizan estabilidad (recurrencia = estabilidad) y puedes casi siempre contar con ellos, darlos por constantes (si las cosas no se tuercen claro).

Ingresos principales vs ingresos accesorios

Otra clasificación posible de los ingresos es la que los divide en principales y accesorios. Todos son importantes como veremos pero los principales aportan más y merecen un mayor cuidado para mantenerlos.

Piensa en las distintas formas de obtener ingresos en casa. Seguro que lo primero que piensas es en vender tus videojuegos de segunda mano en Vibbo o en Wallapop, o en jugar a las máquinas tragaperras, o en hacer tareas en casa a cambio de una “paga”.

Estos son ingresos accesorios en tu familia. Mira más arriba, a tus padres, para entender que el tiempo que pasan fuera durante la semana, en el trabajo es para recibir un salario a fin de mes. Los ingresos que se obtienen por un trabajo son ingresos principales frente a los ingresos que podemos obtener haciendo tareas fuera del trabajo como vender cosas, dar clases, etc.

RELACIONADO  El fondo de emergencia

Los ingresos principales recurrentes son los más interesantes a la hora de hacer un presupuesto de ingresos. Son los que más pesan sobre el total.

Ingresos brutos y netos

En el siguiente post te explicaremos la diferencia entre ingresos brutos y netos. Detrás de esta diferencia está Hacienda, como veremos.

Lección aprendida

La lección a aprender cuando hablamos de tipos de ingresos en un presupuesto es que la vida de los mayores es dura: requiere mucha disciplina en el gasto y trabajo para garantizarse unos ingresos principales recurrentes (los habituales, no los extraordinarios).

Son estos ingresos principales recurrentes los responsables de atender los gastos de la familia. Recuerda que si la suma de los ingresos familiares supera a la de los gastos, estaremos en condiciones de ahorrar dinero a fin de mes y podremos afrontar gastos imprevistos (gastos extraordinarios) con tranquilidad. Hablaremos de ello.

Deja un comentario

Cerrar Menú