Qué es una renta vitalicia
Generación Baby-boomer

Qué es una renta vitalicia

Renta vitalicia

Una renta vitalicia es una forma de obtención, de por vida, de un ingreso proveniente de una inversión que se haya hecho previamente en forma de capital. A la hora de recuperar la inversión y su rendimiento, se recibe un importe periódicamente hasta la muerte del titular de ese derecho. A esta renta periódica se le dice “vitalicia” porque da derecho a recibir un importe predeterminado de por vida.

Más técnicamente, una renta vitalicia es un seguro de “desacumulación de ahorro“. Es decir, que para contratarlo se necesita previamente disponer de un capital con el que se constituirá la renta periódica a percibir mientras vivas. La forma habitual de obtener ese capital puede ser mediante la venta de un activo que ya no necesitas (el apartamento de la playa), o la recuperación de una inversión en un PIAS o un fondo de inversión, etc.

Con este dinero y tu perfil de riesgo (edad y salud) y familiar (si tienes cónyuge y/o hijos necesitados), la aseguradora te hace una propuesta de flujo de pagos periódicos, regulares y se compromete a que sea así hasta que fallezcas (pago vitalicio).

Para quién una renta vitalicia

La renta vitalicia es ideal para personas recién jubiladas o después que tienen unos ahorros o que se deshacen de un bien de valor y prefieren vivir cómodos y holgadamente sus últimos años de vida.

RELACIONADO  Tipos de seguros de vida

Seguro de renta vitalicia

En el campo de las finanzas y seguros, a los seguros de renta vitalicia se les llama coloquialmente, “rentas vitalicias”. El seguro de renta vitalicia es un seguro de vida ahorro (aquí te refresco qué tipos de seguros de vida que hay).

En esta modalidad de seguro de vida, la intención no es tanto que se pague una indemnización en caso de fallecimiento del tomador (seguro de vida fallecimiento), sino ahorrar. o mejor dicho, administrar el ahorro anterior. Es decir invertir un capital grande a medio y largo plazo por medio de una aseguradora. Y recuperar la inversión años más tarde con un rendimiento y un buen tratamiento fiscal. Por eso se trata de seguros interesantes cara a la planificación de la jubilación, como te explico más abajo o una vez alcanzada, para percibir en forma de renta el capital ahorrado antes.

Es en el momento de recuperar la inversión obtenida a través del seguro de ahorro, donde se elige la forma en que se recuperará lo invertido y su rendimiento. Como capital (todo de una sola vez y el asegurado lo administra como quiera) o como renta vitalicia. Invirtiendo su capital obtenido en un seguro de renta vitalicia, el asegurado se asegura recibir su inversión, mientras viva, en forma de renta periódica vitalicia. Esta renta se puede pactar de forma mensual, trimestral o anual. Su importe dependerá de la suma asegurada (el capital total aportado más su rendimiento). Y dependiendo del tipo de seguro, se podrá prácticamente jugárselo todo a una carta y obtener una renta elevada y nada más hasta la muerte, o obtener un importe menor mensualmente y en caso de fallecimiento, legar parte del capital a los herederos.

RELACIONADO  El seguro de vida

Forma de conseguir un capital para una renta vitalicia

Entre las figuras más conocidas de inversión que te pueden permitir contratar una renta vitalicia a la recuperación del capital invertido tienes básicamente tres: inversiones (fondos de inversión, planes de pensiones), seguros de ahorro (Unit Link, los Planes de Previsión Asegurados (PPA)Planes Individuales de Ahorro Sistemático (PIAS) y venta de inmuebles.

Tratamiento fiscal de las rentas vitalicias

Hacer líquida nuestra inversión al final de la vida del seguro de vida ahorro exige un análisis fiscal individualizado. Pero en general será siempre más interesante recuperar la inversión en forma de renta vitalicia que en forma de capital (todo de golpe)

Las rentas periódicas que el titular recibe tienen la consideración fiscal de rendimiento del capital mobiliario en la declaración anual del IRPF anual. Cuanto más pronto se rescate la inversión mayor la tributación. Dependiendo de tu edad, pagarás este porcentaje de IRPF como rendimiento de capital mobiliario:

  • Si tienes menos de 40 años, un 40%
  • Entre 40 y 49 años un 35%
  • Entre 50 y 59 años un 28%
  • Entre 60 y 65 años un 24%
  • Entre 66 y 69 años un 20%
  • Si tienes 70 o más años un 8%.

Renta vitalicia La Caixa

La Caixa ofrece seis modalidades de renta vitalicia a través de su aseguradora VidaCaixa.

Deja un comentario

Cerrar Menú