Desplazarse en metro

Según Wikipedia, el primer metro del mundo fue el subterráneo de Londres (denominado Metropolitan Railway), inaugurado en 1863 con seis kilómetros de longitud. El metro es hoy una de las formas más inteligentes de desplazarse en una ciudad grande dentro de las opciones de transporte público.

Conocido como tren metropolitano, y por su abreviatura “metro” en España, el Metro se conoce en otros países como Tube, Tubo, Métro, Underground, Subway, Subte, U-Bahn, etc. en otros países.

Ventajas del metro

El principal beneficio de optar por el metro a la hora de desplazarte por la ciudad es el ahorro de tiempo y de dinero

frente a opciones tal vez más cómodas (tal vez no), y sin duda más caras como el coche propio, condenado a ser cada vez más caro de aparcar en el centro de la ciudad.

Pero el metro tiene muchas otras ventajas:

  • es una opción de transporte que al circular por una “autopista” subterránea dedicada en exclusiva, permite saltarse todos los atascos habidos y por haber en la superficie, y llegar con puntualidad a tus citas.
  • durante las horas punta sus gestores procuran ofrecer una frecuencia de trenes que se amolde a la demanda de los usuarios.
  • al tratarse de una forma “popular” de desplazarse, sus gestores ofrecen y fomentan los precios reducidos y la compra de billetes penalizando los billetes sencillos frente a otros (ida y vuelta, bono 10 viajes, bonos 30 viajes, etc.).
  • los colectivos más susceptibles de no tener otras alternativas de transporte tienen precios especiales (niños, jóvenes, familias numerosas, familias monoparentales, mayores).
RELACIONADO  Desplazarse en coche: comprar, alquilar, compartir

Inconvenientes del metro

El principal inconveniente del metro frente a otros medios de transporte urbano es que es un medio masivo que en las horas punta puede ser bastante incómodo.

Además, otro inconveniente es la elevada tasa de eventos que a veces hacen difícil asegurar tu puntualidad. Numerosos son los casos de averías, obras en el metro, huelgas de conductores de metro, etc., en los que el único y principal perjudicado es el consumidor, como en tantas otras ocasiones, que en este último caso de las huelgas es tomado como rehén entre los huelguistas y la empresa.

El último inconveniente que se le puede achacar al metro es que no llega a todas las partes de la ciudad (aunque los metros de las grandes capitales son realmente auténticas redes de transporte opcionales para los que no quieren vivir dentro de un coche en sus desplazamientos) y tendrás que, hacer cambios de rutas (transbordos), que caminar o usar otros transportes urbanos para llegar a buen puerto. Pero sobre los beneficios de caminar ya hemos hablado antes.

Cuánto cuesta el metro

Cada ciudad tiene distintas tarifas de metro. En España tenemos 8 ciudades con este medio de transporte: Alicante, Barcelona, Bilbao, Madrid, Málaga, Palma de Mallorca, Sevilla, Valencia.

Veamos el coste del billete sencillo (sólo un trayecto, dentro de la zona normal de la red de metro, en estas siete ciudades) y el de ida y vuelta.

Ciudad Gestor Billete sencillo (Zona 1) I/V
Alicante FGV 1,35 € 2,30 €
Barcelona TMB 2,15 €
Bilbao  CTB  1,60 €  –
Madrid MdM 1,50 €
Málaga  MM 1,35 €
Palma de M.  CTM 1,85 € 2,25 €
Sevilla  MdS 1,35 €  2,70 €
Valencia  FGV 1,50 € 2,90 €

En general, los billetes sencillos de un solo trayecto se mueven en la banda de los 1,35 € y los 2,15 euros de Barcelona, en 2017.

RELACIONADO  Desplazarse en bicicleta: ¿comprar o alquilar?

Y ahora hagamos el mismo análisis con el abono mensual más barato:

Ciudad Nombre Bono 1 mes (Zona 1)
Alicante Tarjeta TuiN 41,00 €
Barcelona T-50/30 42,50 €
Bilbao Bidai 50 32,00 €
Madrid Abono 30 días normal 54,60 €
Málaga
Palma de M T40 25,20 €
Sevilla Bono Plus 45 30,00 €
Valencia Tarjeta TuiN 41,00 €

Todos estos bonos hacen mucho más barato viajar en metro, que el coste de un billete sencillo. Por último, si haces este mismo análisis pero ya teniendo en cuenta tu situación particular de joven estudiante, familia numerosa, pensionista, etc. el coste de cada desplazamiento se abaratará considerablemente.

Cuánto me puedo ahorrar en metro

En la Encuesta de Presupuestos Familiares (EPF) del INE, hemos visto que cada español medio se gasta en desplazamientos (coche, gasolina, transporte público) una media de 3.158 euros al año, es decir, el 11% de todos sus gastos, que fueron en 2015, de 27.420 euros.

De esta cantidad,

el coste del desplazamiento en metro de una persona puede no significar prácticamente nada. sobre su total de gastos de transporte.

Veamos el ejemplo de un trabajador de mediana edad que no pertenece a un colectivo con “ventajas” y se desplaza todos los días al trabajo en metro en una ciudad media española por medio de una tarjeta mensual de las que acabamos de ver en la segunda tabla.

Por un lado tenemos que el trabajador realizar dos trayectos diarios durante cinco días a la semana y veinte al mes y que trabaja 11 meses al año.

El número de trayectos a realizar sería de:

2 trayectos x 20 días al mes x 11 meses al año = 440 viajes
RELACIONADO  Los sorprendentes efectos de desplazarse a pie

Y por otro lado

el trabajador tendría que afrontar un coste total de unos 40 euros al mes, utilizando un bono mensual de Metro

Es decir de 40 x 11 = 440 euros al año para desplazarse al trabajo. El resultado es que

cada trayecto al trabajo le costaría un euro frente a los 1,35-2,25 euros del billete sencillo.

Este es un ejemplo que se puede mejorar mucho más ya que se pueden adquirir bonos de transporte que abaratan aún más esta partida del transporte mensual de los trabajadores.

Derechos de los viajeros de metro

Si optas por el transporte público y en particular por viajar en metro tienes estos derechos que extracto de Consumoteca:

  • a ser informado de las tarifas y horarios de apertura y cierre del servicio;
  • a elegir entre los diferentes títulos de transporte anunciados en los Cuadros de Tarifas;
  • a transportar bicicletas (una por usuario) y mascotas haciéndose responsable de su custodia y cuidado;
  • a renunciar, en caso de incidencia o suspensión del servicio, a seguir viaje, y obtener la devolución del importe.
  • a ser tratado correctamente por los agentes, poder reclamar y ser indemnizado en caso de accidente.

Obligaciones de los viajeros de metro

Por su parte, como viajeros de metro, tenemos una serie de obligaciones también:

  • viajar con un billete adecuado al  trayecto hecho. La multa por viajar sin billete o con un billete no idóneo para nuestro trayecto será (tomo el caso de Madrid) de 20 veces el valor del billete sencillo (30 – 40 euros según la Zona).
  • utilización correcta de las instalaciones.

¿Tienes alguna anécdota en relación con el metro que quieras compartir con Finlit.es? Utiliza los comentarios al pie de cada contenido o contáctanos.

Deja un comentario

Cerrar Menú