Los sorprendentes efectos de desplazarse a pie

De todas las modalidades de transporte, la mejor para nuestro presupuesto familiar es desplazarse a pie. Ya hemos visto que según la Encuesta de Presupuestos Familiares, la familia media española gasta al año en desplazamientos 3.158 euros, es decir, el 11% de todos sus gastos, que fueron en 2015, de 27.420 euros.

La vida sedentaria

Uno de los males que nos aquejan a las economías de servicios como las que vivimos en las ciudades es el sedentarismo, es decir, la falta de ejercicio físico. Según la Fundación Española del Corazón, la inactividad física (el sedentarismo) aumenta tu riesgo de enfermedad coronaria y hay una relación directa entre el estilo de vida sedentario y la mortalidad cardiovascular. Una persona sedentaria tiene más riesgo de sufrir arterioesclerosis, hipertensión y enfermedades respiratorias.

Nos levantamos pronto, desayunamos en casa (y tal vez de nuevo en el trabajo),  nos desplazamos cómodamente en nuestros coches, atasco de media hora, nos sentamos cinco horas, comemos, nos volvemos a sentar tres horas y pico y nos volvemos a casa de nuevo, atasco mediante, en coche.

Llevar una vida sedentaria por tanto, además de ser muy pernicioso para nuestro corazón y arterias, genera otros desórdenes como la obesidad, la hipertensión, la colesterolemia, etc.

La regla de los 10.000 pasos

Seguro que alguna vez te has preguntado cómo dejar de llevar una vida sedentaria y te has apuntado a un gimnasio a mediodía o te has propuesto andar algo. Seguro que te ha dado por “imponerte” hacer algo de ejercicio físico durante tu jornada y tal vez te habrás equipado con una pulsera de actividad física (fitbit, garmin, jawbone, etc.) para medir tus pasos.

Muchos profesionales de la salud están de acuerdo en que andar 10.000 pasos al día (significa recorrer entre 6 y 8 km, durante una hora y pico dependiendo de cada cual), contribuye a quemar unas 300-400 calorías y colma tus necesidades diarias de ejercicio físico. En este post te cuentan de dónde viene eso de los 10.000 pasos y por qué no 5.000 ó 15.000.

RELACIONADO  Desplazarse en moto: comprar, alquilar, compartir

En cuanto a los beneficios directos sobre la salud de caminar, AXA nos recuerda estos:

  • No supone un sobreesfuerzo, por lo que lo puede hacer cualquier persona
  • Caminar tonifica tu musculatura y mejora tu humor y estado de ánimo porque elimina la ansiedad y libera endorfinas.
  • Te ayuda de descansar mejor y a mejorar tu postura.
  • Reduce el riesgo de sufrir enfermedades crónicas, culpa del sedentarismo y mejora el bombeo del corazón, rebajando la presión arterial.
  • Mejora el tránsito intestinal evitando el estreñimiento.

Otros beneficios para la salud

Otro beneficio indirecto para la salud de andar más y abandonar otros medios alternativos “sedentarios” (coche o moto) es la reducción de la posibilidad de tener accidentes de tráfico.

En una campaña de la Dirección General de Tráfico de 2013, llamada “Da el paso”, se explica mejor que lo que te pueda contar así que aquí te dejo el vídeo (20 segundos).

Efectos sobre el ahorro

Ya hemos visto que cada familia española media dedica a desplazamientos el 11% de su presupuesto familiar anual, es decir, 3.158 euros. Si tuvieras la suerte de no depender de un coche o del transporte público para desplazarte y pudieras recurrir a tus propios medios, piensa en el dineral que ahorrarías cada mes y que podrías dedicar a otros menesteres, como, por ejemplo, el ahorro.

Consejos para cambiar tu estilo de vida sedentario

Para cambiar tu estilo de vida sedentario y empezar a realizar ejercicio físico:

  • empieza por entender y valorar unos minutos, al final del día, el ejercicio físico que has hecho durante esa jornada y lo que has comido (cantidades y tipo de comida). Si tu balance es descompensado, tienes todas las posibilidades de tener sobrepeso, que se ve y se nota, pero también enfermedades vasculares, colesterol, etc., que no se notan, pero te van “matando” poco a poco;
  • revisa a qué dedicas tu tiempo libre y comienza una actividad física diaria medible en vez de estar mirando la tele o el teléfono móvil o el iPad. Para eso, las pulseras de actividad o las Apps tipo podómetro serán unas buenas aliadas.
  • gánale tiempo al tiempo cuando a tí mejor te venga (levantándose un poco antes que lo normal, a medio día en el descanso para la comida, por la tarde-noche cuando haya calma en casa, etc.) y ¡camina!
  • si te desplazas en transporte público, bájate una parada antes y camina algo, para intentar completar los famosos 10.000 pasos diarios.
  • si la tienes a mano, usa la bicicleta en vez del transporte contaminante y tu salud te lo agradecerá.
  • anota en una libreta tu actividad física diaria y compara cada semana con la anterior para ver tu evolución: cuidado, engancha.
  • come menos y más sano. Conoce lo que gastas en ejercicio físico para saber lo que comer en cantidad.
  • si fumas o bebes alcohol con regularidad, dosifica, por favor.

Deja un comentario

Cerrar Menú