Calidad de vida y pobreza
Calidad de vida

Calidad de vida y pobreza

La calidad de vida es un concepto relacionado con el bienestar de las personas, es decir, la percepción subjetiva de cada cual, de tener cubiertas sus necesidades económicas, afectivas y sociales en su vida diaria. Es un concepto subjetivo y muy vinculado con la idea de vida feliz de cada cual.

Digo subjetivo porque si preguntas a cien personas qué es para ellas el bienestar, cada una te responderá que depende. Depende de a quién se lo preguntes, pero la mayoría te dirán que es la suficiencia económica de tener un trabajo y algunos ahorrillos, tener una buena salud o sentir la felicidad en general (familiar, de la pareja y social con los amigos).

Una parte importante del bienestar y la calidad de vida la explica tu suficiencia económica. Esto incluye el poder alimentarse con suficiencia (alimentos básicos de una dieta como la leche, el pan, el pescado o la carne, frutas y verduras), el acceso a servicios básicos de salud, a una educación pública, al suministro de agua, luz o gas, o el poder hacer frente a un imprevisto con tus ahorros. Pero también aspectos como la “paz” familiar, el descanso o la vida social con familiares y amigos.

La calidad de vida es un concepto importante porque mide el bienestar de las personas y el progreso social de un país, es decir, su desarrollo.

Si en un país la calidad de vida es baja significa que sus ciudadanos no disfrutan de un mínimo de bienes y servicios porque no los hay disponibles o, peor aún, porque no obtienen los recursos necesarios par disfrutarlos.

Definición de calidad de vida

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la calidad de vida como:

La percepción que un individuo tiene de su lugar en la existencia, en el contexto de la cultura y del sistema de valores en los que vive y en relación con sus objetivos, sus expectativas, sus normas y sus inquietudes.

Se trata de un concepto muy amplio que está influido de modo complejo por la salud física del sujeto, su estado psicológico, su nivel de independencia (también independencia financiera), sus relaciones sociales, así como su relación con los elementos esenciales de su entorno.

RELACIONADO  La austeridad financiera y la educación financiera

Pobreza y pobreza relativa

Una de las razones de una mala calidad de vida, y por tanto de no tener bienestar, es la pobreza, que es un concepto muy amplio. Para el Banco Mundial (BM), la pobreza es una situación de “notable falta de bienestar”.

Aplicada a la economía familiar, la pobreza es la situación, transitoria o permanente, en la que una unidad familiar no dispone de los ingresos suficientes para cubrir sus necesidades básicas.

Por ejemplo, se puede llamar pobre al que dispone de menos de 1,25 dólares diarios para subsistir. Y así según el BM, tenemos que el 47% de los africanos sub subsaharianos viven por debajo de ese umbral versus el 0,5% de los europeos.

Pero como con 1,25 dólares no compras lo mismo en Estados Unidos que en Zimbabwe, se habla mejor de pobreza relativa, que fija el umbral mínimo de bienestar para cada país. Esto hace que los umbrales de pobreza de los países ricos sean más altos que los de los países pobres. O sea, que un pobre en España no lo sería en Zimbabwe.

¿Cómo se miden?

Tradicionalmente, la forma de medir el grado de desarrollo de un país ha sido dividiendo la riqueza  que produce (su Producto Interior Bruto), entre el número de habitantes que tiene, para obtener el PIB por persona (PIB per cápita).

Posteriormente los estudiosos del tema han añadido a la medición del desarrollo otros aspectos además del meramente económico, como la esperanza de vida (cuántos años de media vive la gente) o el porcentaje de personas con una educación básica mínima (tasa de alfabetización).

Surge así el Índice de Desarrollo Humano (IDH) de Naciones Unidas, para medir el “progreso” de los países, que es mejor que el PIB per cápita pero que no incluye las desigualdades sociales (las diferencias entre los más ricos y los más pobres), ni el bienestar de las familias.

Por su parte, la OCDE, con el índice de “mejores condiciones de vida” (Better Life Index), entiende la calidad de vida como un conjunto “multidimensional” y subjetivo de satisfacciones o necesidades cubiertas, que se mide con un índice compuesto en función de la importancia que cada cual da a cada dimensión (ingresos, salud, educación, balance vida-trabajo, etc.). Las 11 dimensiones de este medidor de calidad de vida y la importancia que cada uno de nosotros les damos varían con cada persona. Si entras en su web puedes fabricarte en su web tu propio índice en función de lo importante que sea para ti cada dimensión. Aún así, en términos agregados, para el español promedio, nuestro Juan Español, sería esta la ponderación de cada una de las 11 dimensiones de la calidad de vida.

Better Life Index OCDE ESPAÑA

La pobreza es mucho más que no tener dinero

Hasta el año 2010, el principal indicador de la calidad de vida, de “pobreza” y de “riesgo de pobreza” en los países ha sido solo económico (se habla de pobreza monetaria). Si ingresabas por encima de una renta determinada eras “familia pobre” y no tenías calidad de vida y por encima no.

Según las estimaciones de Eurostat ese umbral de pobreza económica en España se fijó en 2010 en España, para una familia de dos adultos y dos menores de 14 años, en 16.789 euros. Y eso es lo que le ocurriría al 25,5% de la familias, en concreto a 12 millones de personas.

En España una familia de 4 miembros con ingresos por debajo de 16.789 euros es pobre

Pero desde este año, los países están introduciendo otros aspectos importantes como la carencia de trabajo o la privación material severa.

Mira esta lista de 9 necesidades habituales que se supone deberíamos tener cubiertas. Si no tienes 4 de las 9 estás en situación de privación material severa:

  • Capacidad de afrontar un gasto imprevisto (¿te suena? De esto va Finlit.es)
  • Salir de vacaciones una semana al año
  • Retrasos en el pago de tu hipoteca o alquiler en el último año
  • No puedes comer carne, pollo o pescado 2 veces por semana
  • No puedes mantener tu casa a la temperatura adecuada (frío / calor)
  • No tienes lavadora
  • No tienes tv
  • No tienes teléfono
  • No tienes coche.

¿Sabes cuántos españoles estaban en situación de privación material severa en 2010 en medio de la crisis?

El 13,2% de la población española, unos seis millones de personas, estaban en privación material severa en 2010.

La tasa AROPE de pobreza

Surge así la nueva tasa de pobreza, AROPE (at risk of poverty or social exclusion) que considera pobres o excluidas socialmente a las familias que tienen uno o más de estos problemas: falta de ingresos suficientes, privación material severa o no tener trabajo (baja intensidad laboral).

El INE, en España se encarga de realizar, desde 2004 la “Encuesta de Condiciones de Vida” cada año, para disponer de estadísticas comparativas de la distribución de ingresos y la exclusión social en el ámbito europeo.

RELACIONADO  Qué es Finlit

Qué nos importa en España

Cuando hablamos de calidad de vida en España lo que más valoramos es la salud (especialmente el 23 de diciembre cuando no nos ha tocado la lotería un año más), la familia y el trabajo. Después siguen las relaciones de pareja, el bienestar económico y los amigos.Que nos preocupa en España

Fuentes interesantes

  • Naciones Unidas
  • Unión Europea:
    • http://www.beyond-gdp.eu/
    • http://www.eurofound.europa.eu/surveys/eqls/index.htm
    • http://www.europeansocialsurvey.org/
  • OCDE

Esta entrada tiene 2 comentarios

    1. Gracias a ti

Deja un comentario

Cerrar Menú