Qué es eso de la educación financiera

La educación financiera es la capacidad de cualquier persona, a cualquier edad, de entender cómo funciona el dinero y cómo afectan el ahorro, la inversión de nuestros ahorros a largo plazo y las malas decisiones de endeudamiento a nuestra vida financiera.

Aplicada a la práctica, la educación financiera es la forma de llegar a la jubilación con los mismos ingresos que antes de jubilarte, para que puedas disfrutar de tu independencia financiera.

Cinco palabras clave

El clásico Ovidio, dijo que “no se desea lo que no se conoce”, así que mi propósito en esta web es que, poco a poco, conozcas qué es educación financiera, y  desees haber conocido antes la forma de alcanzar la libertad financiera en la vida.

Las cinco palabras clave de la educación financiera, para mí son los ingresos, el ahorro, el gasto, la inversión y el endeudamiento. Veámoslas algo en detalle: 

  • Los ingresos son las rentas que obtenemos por nuestro trabajo, por clases que damos, o recados que hacemos, o por el dinero que tenemos invertido en un depósito bancario, etc. A la suma de todos nuestros ingresos netos de tu hogar, se le conoce como renta disponible;
  • El ahorro es la parte de nuestra renta disponible cada mes que no gastamos. El ahorro está muy relacionado con nuestra forma de gastar. Si gastamos más de lo que ingresamos, obviamente no ahorraremos, así lo que mejor que podemos hacer para ahorrar es “pagarnos a nosotros mismos primero”, antes de pagar todas las facturas cada mes, como veremos;
  • Los gastos son los compromisos a los que tenemos que hacer frente cada mes para mantener nuestra calidad de vida. Dentro de los gastos veremos que los hay imprescindibles, prescindibles, extraordinarios e inesperados. Aprender a clasificar nuestros gastos en estas categorías es indispensable para poder ahorrar.
  • La inversión es la parte de nuestros ahorros que metemos en productos financieros a corto, medio o largo plazo. Otra parte, estará “criando malvas” en nuestra cuenta corriente sin más utilidad que atender los gastos del mes y el fondo de emergencia;
  • El endeudamiento es el recurso al dinero de otros para adquirir cosas (créditos, préstamos al consumo y préstamos hipotecarios). Bien gestionado, el endeudamiento nos permite “apalancarnos” y poder comprar bienes a largo plazo que no podríamos afrontar sin esa ayuda. El endeudamiento irresponsable, nos lleva a un callejón sin salida, la morosidad, las listas de morosos, la expropiación de lo poco que tengamos a nuestro nombre y la exclusión y pobreza.

Estos cinco ingredientes son los pilares de la educación financiera. Bien combinados podremos tener calidad de vida y mantenerla en el momento delicado de la jubilación cuando nuestros ingresos mengüen de manera escandalosa.

Está demostrado que las personas con menos recursos de educación financiera tienen menores oportunidades en la vida que aquellas que aprendieron finanzas personales, y viven una vida plena de bienestar y calidad de vida, y una jubilación holgada.

Pero, desgraciadamente, en la escuela nos enseñan lengua, matemáticas, geografía e historia pero nadie nos enseña a entender qué es un tipo de interés, y qué son el riesgo, la rentabilidad y la liquidez de una inversión. O lo peligroso que es endeudarte por encima de tus posibilidades.

Tu objetivo

Piensa en tu vida hoy. Seguro que tienes una idea fija desde hace tiempo, un objetivo que quieres conseguir a medio o largo plazo. En mi caso, ahorrar para enviar a mi hijo un año al extranjero, y eso cuesta bastante. En tu caso podrá ser, ahorrar para estudiar un máster o dar la entrada para comprar un piso.

Cualquiera que sea tu objetivo en la vida, cada edad tiene los suyos, para aprender educación financiera, lo primero que debes hacer es tener la voluntad de aprender educación financiera.

Y esto comienza por perseguir superar tu ignorancia sobre tu incultura financiera actual y hacerte responsable de tu dinero, de tu ahorro y de tu inversión, cambiando tu estilo de vida, si necesario.

Veremos que algunos cambios sencillos en la forma en que tienes de gastar cada mes te ayudarán a priorizar tus gastos y a pagarte primero a ti mismo. Sólo reordenando y repriorizando tu forma de gastar vas a ser capaz de comenzar a ahorrar.

Eres pobre, y no lo sabes

El segundo paso que deberías hacer una vez seas consciente de lo que te queda por recorrer, es salir de tu situación de pobreza. ¿Qué? ¿Que tú no eres pobre?

Los organismos internacionales hoy ya no hablan de tener ingresos por debajo de un mínimo para considerarte “pobre”. La carencia de trabajo o la privación material severa son los dos conceptos de actualidad para saber si eres pobre.

¿Sabes cuántos españoles estaban en situación de privación material severa en 2010 en medio de la crisis?

Los básicos de la educación financiera

Después de leer todo lo anterior, te invito a aprender los conceptos básicos de la educación financiera que tienes que dominar. Son estos de abajo y los iremos introduciendo a lo largo de nuestro aprendizaje, las próximas semanas (si tú quieres, claro).

El alto coste de la espera

Págate a ti mismo primero

Teoría de la responsabilidad decreciente

La tasa de sustitución

El poder del interés compuesto

La regla del 72

Pobreza, suficiencia económica e independencia financiera

¿Hay algún principio básico de la educación financiera que eches de menos? Escribe un comentario debajo o contactame y hablemos.

Cerrar Menú