El seguro de desempleo para protegerse del paro

En este post te hablamos del seguro de desempleo para protegerse de una situación de paro, técnicamente conocido como “seguro de protección de pagos”. Con este seguro, que se puede pagar mes a mes o de una sola vez, los bancos suelen garantizarse los pagos recurrentes que tengamos comprometidos como la hipoteca o un préstamo personal, en caso de irnos al paro o caer en incapacidad laboral.

Por lo tanto, este seguro, más que demandado por los clientes, suele ser impuesto y vinculado por los bancos a la concesión de una hipoteca para cubrirse del riesgo de dejar de cobrar su mensualidad en caso de que vayas al paro.Veamos el alcance, coste y límites de esta modalidad de seguro y cuándo es interesante.

Ser austero, ordenado y previsor

Una de las mejores formas de tener unas finanzas personales en regla es ser austero en el gasto, ordenado en tu día a día y previsor. Ser previsor es ser consciente en todo momento de tu situación en todos los sentidos, conociendo tus puntos fuertes y débiles. Parece una tontería pero todos deberíamos, de vez en cuando, hacer nuestro propio análisis DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades) en los campos personal, familiar (incluyendo la salud de nuestra vida en pareja), salud, capacidades profesionales, etc.

Hemos visto antes en Finlit, cuando hablábamos de presupuesto, que idealmente, toda economía familiar debería trabajar para obtener más ingresos que gastos recurrentes de manera que, por norma, el balance mensual permita ahorrar dinero. Y hemos aprendido que, también hay que tener un fondo de reserva para cubrir cualquier suceso imprevisto que signifique un gasto extraordinario.

Precisamente, para combatir lo imprevisible se inventaron los seguros, y dentro de las diferentes modalidades de seguro, el seguro de desempleo (privado) puede ser una gran aliado nuestro que nos ayude a equilibrar nuestras finanzas personales si recibimos un golpe en nuestra línea de flotación: los ingresos en el presupuesto familiar.

El seguro de desempleo

Un seguro de desempleo es un seguro que a cambio del pago de una prima (mensual o única, una sola vez), te protege, en determinadas situaciones de pérdida de empleo y bajo ciertas condiciones y límites, de la posibilidad de que dejes de pagar tu hipoteca mensual, asegurándote unos ingresos que cubrirán tus compromisos con tu banco. Estos ingresos garantizados durante un tiempo serán proporcionales a la prima a pagar.

Ojo que estamos hablando del seguro privado contra el paro, no del conocido coloquialmente como “seguro de desempleo público”, “prestación por desempleo” o más coloquialmente aún, “el paro” que presta en España el Ministerio de Empleo (o desempleo, según cómo se mire).

Qué requisitos exige el seguro de paro

Los seguros para protegerse del paro te exigen cumplir una serie de requisitos para poder ser contratados (recuerda que son los bancos los que te los imponen):

-Suelen poder contratarse solamente vinculados a la solicitud un préstamo hipotecario o un préstamo personal (es decir, que no se suelen ofrecer sueltos);

-Te van a pedir tener un contrato indefinido y llevar más de seis meses en la empresa de forma ininterrumpida (antigüedad de al menos 6 meses);

-La jornada laboral de tu trabajo debe llenar un máximo de horas a la semana. Por debajo de ellas no se te considerará “apto” para contratar;

-Lo pueden contratar mayores de edad en una horquilla de edad amplia (18-65 años);

-El tomador elige cuánto dinero paga, en función de la indemnización que quiera percibir si se queda desempleado.

-La indemnización se cobrará sólo en el caso de despido improcedente

Son exclusiones de estos seguros:

-Los despidos procedentes o despidos sin derecho a paro (porque no se ha cotizado lo suficiente para tener derecho a paro);

-La dimisión (baja voluntaria del trabajador que decide abandonar la empresa);

-La finalización del contrato laboral;

-En caso de no finalizar un período de prueba;

.La jubilación anticipada del trabajador.

Conviene leer muy detallada y sosegadamente la letra pequeña (el clausulado) del contrato antes de decidirse por un banco que nos ofrezca un seguro de protección de pagos (BBVA, Deutsche Bank, Popular, ruralvía, etc.)

Cuánto cuesta y cuánto cubre

En caso de caer en el paro (o incapacidad laboral transitoria) y cumpliendo los anteriores requisitos, el seguro te cubrirá la cuota íntegra de tu hipoteca o una parte de esta pactada previamente pero con límites.

El límite máximo habitual de cuotas a cubrir por el seguro depende del banco pero suele ser de unos 12 meses consecutivos (o 36 cuotas alternas si no son consecutivas).

En cuanto al coste, depende de factores como la duración de la cobertura y el porcentaje de la cuota hipotecaria que se desea cubrir con el seguro o la edad del tomador del seguro.

El seguro se puede pagar mensualmente o en forma de prima única (pago único) que puede incorporarse al importe solicitado en la escritura de préstamo hipotecario.

Ejemplos de seguros

Por ejemplo, Banco Popular ofrece una indemnización máxima de 12 cuotas consecutivas y 24 alternas por un importe máximo de 1.600 € al mes para préstamos hipotecarios y 900 € al mes para personales. Te cubre la aseguradora Allianz, Compañía de Seguros y Reaseguros, S.A.

Por ejemplo el seguro de protección de pagos de ruralvía, ofrecido por Seguros RGA, se hace cargo de las cuotas hipotecarias hasta un máximo de doce meses consecutivos mientras dure la situación de desempleo o incapacidad, y de tres años durante la duración del seguro. Asumen el pago de una indemnización igual a la cuota mensual, hasta 1.800 euros mensuales.

Por ejemplo, el seguro de protección de pagos de Deutsche Bank cubre la Incapacidad Temporal (autónomos, funcionarios y trabajadores por cuenta ajena con contrato temporal) o el desempleo (asalariados por cuenta ajena con contrato indefinido) hasta un máximo de ocho cuotas consecutivas y 18 cuotas en total con un máximo de 2.200 € mensuales. La duración del seguro es de los 5 primeros años del préstamo.

El seguro de desempleo para autónomos

Una modalidad de seguro algo diferente pero que persigue el mismo fin es el seguro de baja laboral o seguro de incapacidad temporal -ILT. Está pensado para los autónomos que sufren las consecuencias de dejar de ingresar cuando están de baja y a cambio de una prima mensual (AXA anuncia en su web primas a partir de los 15 euros/mes) te garantizas una renta mensual en caso de irte al paro.

Y otro más específico también el seguro de los autónomos que dependen de un vehículo para trabajar. Hablamos del seguro de retirada del carné, que te asegura unos ingresos por esta contingencia.

Cómo hay que ver los seguros en general

Recuerda que un seguro nunca es caro (si previamente se han comparado las distintas opciones para la misma cobertura). Tampoco debe mirarse al total anual que se paga en forma de prima. Piensa que la prima no es un gasto, mírala más como una inversión que te da la seguridad de que tu vida continuará con normalidad, con o sin siniestros, y será un poco más previsible. ¿No es eso lo que persigue en la vida el buen ahorrador?

Deja un comentario

Cerrar Menú