Qué es un presupuesto

El presupuesto es una herramienta “vital” de la educación financiera de los consumidores porque permite saber hasta dónde podemos llegar con nuestras decisiones de gasto sin incurrir en endeudamiento. Permite llevar unas “finanzas sanas”.

El presupuesto es una forma de “ordenar” los ingresos y los gastos de un particular o de una familia (se habla de presupuesto familiar), para que podamos tener en todo momento una imagen real y fiel de nuestra “posición” financiera: si tenemos más ingresos que gastos, más gastos que ingresos o estamos en equilibrio.

Definición de presupuesto

En materia finlit, un presupuesto es una previsión de los ingresos o gastos que un consumidor tiene previsto conseguir o gastar para un período determinado de tiempo o para una acción concreta (la compra o reparación de una cosa, la celebración de un evento, etc.).

Ejemplo de presupuesto

Veamos un ejemplo de presupuesto de ingresos: anota en un papel o en un fichero Excel, línea a línea, los distintos ingresos tuyos o de tu familia al mes y suma el total que obtienes.

Es importante que entiendas la diferencia en ingresos brutos y netos. El neto es lo que realmente recibirás en tu cuenta bancaria o en mano, tras aplicarle a tu salario bruto los impuestos y retenciones legales.

  • Salario
  • Ingresos por acciones en el banco
  • Ingresos por ventas en webs de segunda mano (Vibbo, Wallapop, etc.)
  • Ingresos por alquilar un piso, etc.
  • Ingresos por dar clases de lo tuyo en tu tiempo libre
RELACIONADO  La planificación financiera familiar

Ahora haz lo mismo con el presupuesto de gastos mensual hasta llegar al total aproximado mensual:

  • Alimentación y bebidas (supermercados)
  • Ropa
  • Ocio y tiempo libre (restaurantes, bares, hoteles, etc.)
  • Desplazamientos (metro, bus, coche propio, etc.)
  • Colegio de los niños
  • Seguros
  • Impuestos y otros

Resta a los ingresos habituales los gastos habituales y mira si tienes un saldo positivo (si te sobra dinero). Eso será lo que podrás gastar en un período determinado con tus recursos propios.

Todo lo que gastes por encima será necesario conseguirlo mediante la financiación ajena (la que no es tuya y tendrá un coste): crédito de tu tarjeta de crédito (difieres el pago en varias mensualidades posteriores), un préstamo de un familiar, un crédito rápido, un préstamo del banco, un adelanto de nómina, etc.

Necesidad de priorizar

Como todo en la vida, si no eres un multimillonario, sabrás que es muy difícil tener todo lo que se quiere o desea, y que el secreto para llegar a una situación financiera equilibrada en la vida es priorizar tus necesidades y gastar tus recursos en atender las necesidades más elementales (pagar tu casa con sus suministros, comer, y beber, etc.) por encima de otros “caprichos” menos necesarios, que al fin y al cabo, podrían esperar unos meses.

Tipos de presupuestos

Los presupuestos pueden ser de ingresos o de gastos como hemos visto en el ejemplo anterior. A la visión del presupuesto de forma consolidada para una familia, se le conoce como presupuesto familiar.

El presupuesto en Consumo

En materia de Consumo, el presupuesto tiene otra acepción como herramienta precontractual entre un consumidor y una empresa o profesional.

RELACIONADO  Qué es Finlit

Según Consumoteca, el presupuesto es:

un documento escrito por el que una empresa o un profesional se compromete con el consumidor a prestar un servicio o entregar un bien a cambio de un precio determinado de antemano.

Para que un presupuesto tenga toda su validez, debe contener una serie de datos como la identificación de las partes (consumidor-empresario), la fecha en la que se realiza y su fecha de validez, las tareas a realizar o servicios a prestar por el empresario-vendedor y el precio total y desglosado a desembolsar, con el detalle de las diferentes partidas del servicio.

Una vez emitido, el presupuesto obliga a la empresa que lo ha emitido, aunque no al consumidor.

Deja un comentario

Cerrar Menú