Los depósitos a plazo fijo
Dinero a corto plazo

Los depósitos a plazo fijo

Un depósito a plazo fijo es un instrumento de captación de pasivo de los bancos por el que un cliente (particular o empresa), confía su dinero a un banco, durante unos meses (la duración del “plazo fijo”), con la promesa de recuperar al vencimiento unos intereses además de su capital inicial.

Por qué son una inversión segura

Los depósitos a plazo fijo son seguros por dos razones. Porque se invierten a corto plazo y porque están cubiertos hasta 100.000 euros por persona y banco, por el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD).

Cómo elegir un depósito fijo

Para elegir el mejor depósito para tu dinero recuerda que debes fijarte en:

1.-Su rentabilidad asegurada (por eso se llaman depósitos a tipo fijo): la rentabilidad de un depósito es el tipo de interés al que se remunera por la cantidad de dinero invertida. Ojo porque no es lo mismo un interés simple que otro compuesto, donde los rendimientos del período se acumulan en el principal y los nuevos rendimientos se calculan sobre la suma de ambos.

2.-La solvencia de la entidad que los promueve. Aunque tienes cubiertos hasta 100.000 euros de inversión en la misma por la actuación del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), mejor “depositar” tu confianza en una entidad que sabes que es solvente y que sea de tu gusto;

3.-El plazo al que se concede y la fecha y tipo de vencimiento: esto es importante ya que los depósitos fijos pueden variar entre solo meses, y hasta 5 años, y durante el plazo que comprometas no deberías tocar ese dinero.

RELACIONADO  Dónde invertir tu dinero a corto plazo

El vencimiento, por su parte, es la fecha en la que finaliza el plazo del depósito bancario y en la que podremos recuperar el dinero invertido en él junto con sus intereses.

4.-¿Es posible o no el rescate?: Piensa en qué pasaría si sacaras tu dinero antes del vencimiento al que te has comprometido con el banco. ¿Podrías sufrir penalizaciones en forma de “rescate” (una comisión por no respetar el plazo pactado con tu banco)?;

Si necesitamos el dinero antes del plazo establecido por contrato, nuestras ganancias pueden verse afectadas. Cada entidad de crédito tiene una política diferente en cuanto a las comisiones por cancelación anticipada del depósito bancario, aun así las penalizaciones más comunes por realizar esta operación son:

  • Comisión por cancelación sobre intereses pendientes: se aplica a los intereses que aún están pendientes de pago, teniendo en cuenta el plazo que resta para el vencimiento del depósito;
  • Reducción de los intereses “esperados”. La entidad puede optar por reducir drásticamente los intereses generados hasta la fecha, llegando incluso al 0% (pero con el límite del 0%, es decir, no nos costaría dinero el rescate, aunque sí el “coste de oportunidad” de haber invertido ese dinero en otro producto financiero.

5.-Vinculaciones: una vinculación es un recurso muy habitual de los bancos para ofrecer remuneraciones aparentemente con las que competir en comparadores de precio, aunque condicionadas a la contratación de otros productos adicionales como la domiciliación de tu nómina o la contratación de otros productos de la entidad.

6.-Comisiones en la cuenta asociada: caso de haberlas.

RELACIONADO  Dónde invertir tu dinero a corto plazo

Más consejos sobre depósitos

Otros consejos sobre cómo invertir tu dinero en depósitos bancarios:

Pide siempre el contrato de depósito, lee sus cláusulas y consulta a tu banco cualquier duda que tengas al respecto;

-Usa la Tasa Anual Equivalente (TAE) de los diferentes depósitos que tengas en mente para comparar y elegir el mejor. La TAE te dice la rentabilidad calculada para el plazo de un año, incluyendo la remuneración de los depósitos y cualquier otro gasto asociado.

-Tipo de Interés Anual (TIN). Es la rentabilidad “real” o “en bruto”. Se utiliza para saber cuánto se ganará realmente en un año, al margen de los beneficios generados.

Ojo con Hacienda y la inflación

Los dos enemigos de la rentabilidad de un deposito son Hacienda (se pagan impuestos por los rendimientos obtenidos) y la inflación, que puede ser mayor que la rentabilidad obtenida al vencimiento.

 

El dinero que podemos conseguir cuando invertimos los ahorros en un depósito bancario no sólo dependerá de la rentabilidad y de las comisiones que conllevan su contratación y sus productos asociados, sino también de la parte que se lleva Hacienda en concepto de IRPF (entre 19 % y el 23 %, según la cifra de beneficios que hayamos obtenido).

El coste de oportunidad

En economía es muy frecuente hablar de coste de oportunidad, que define el coste de no haber invertido tu dinero en una inversión alternativa. Recuerda que si no necesitas el dinero, no deberías invertirlo en este producto sino en otros más rentables a medio y largo plazo.

Deja un comentario

Cerrar Menú