El seguro de coche
BMW Serie2 Active Tourer

El seguro de coche

En la mayoría de países del mundo, disponer de un coche (nuevo, de ocasión, alquilado, etc.), exige tener cubierta la responsabilidad como conductores o propietarios del mismo por los daños que el coche pueda ocasionar circulando por ahí. Después también se pueden asegurar los daños que suframos en el coche por culpa nuestra.

El seguro como gasto extraordinario necesario

El coste de un seguro de coche puede variar dependiendo de un montón de variables pero las principales son el tipo de seguro (terceros, todo riesgo, TR sin franquicia, etc.), de la antigüedad del coche y de tu carné, de la ciudad, de tu historial de siniestros etc. Sea como fuere, cada año te verás obligado a prever su desembolso cuando toque renovarlo. Por tanto se trata de un gasto necesario aunque no regular ni recurrente sino extraordinario. La mejor forma para afrontar este tipo de desembolso anual es doble:
  • siendo previsor y sabiendo de antemano en qué mes del año tendrás que hacer frente a su desembolso para no impactar tus finanzas personales de ese mes con otros gastos extraordinarios (recuerda que pueden ser imprescindibles o no, pero algunos los podrás diferir o demorar en el tiempo);
  • buscando siempre el mejor seguro para tus necesidades y para ello es necesario saber el uso que le das a tu coche (diario, fin de semana, esporádicamente) y los años que tiene. En mi caso personal, tengo un coche nuevo relativamente bueno como para plantearme los 4 primeros años pagar un seguro a todo riesgo, aunque con franquicia creciente con el tiempo, para conseguir pagar menos cada año, ya que no uso el coche a diario, sino en fin de semana, esporádicamente. A partir del quinto año, considero que un seguro a terceros es suficiente aunque es verdad que hoy en día a muy buenos seguros a todo riesgo con franquicia, a excelentes precios.
  • comparando precios antes de contratar o renovar tu prima anual, pero comparando también coberturas. Para mí, con cierta perspectiva, son indispensables en tu seguro de coche las siguientes coberturas: asistencia en carretera desde el km cero, defensa jurídica y rotura de lunas, incendio y robo. La defensa jurídica te garantizará que si tienes un siniestro, dispondrás de un abogado que te represente en caso de que se te cite a declarar como afectado o como imputado. Recuerda que esta tarea la deberás hacer unas semanas antes de renovar ya que la Ley del Contrato de Seguro exige un plazo de 2 meses para cambiar de aseguradora (aunque en la práctica ninguna aseguradora te vaya a perseguir por cambiar unos días antes, les costaría más el pleito que la pérdida del cliente).
RELACIONADO  Qué es el fondo de emergencia

La responsabilidad civil

A la obligación que tenemos los conductores de responder de nuestros actos (o del de terceros a nuestro cargo o con nuestro vehículo) al volante se la conoce como responsabilidad civil y a la modalidad de seguro que la cubre “seguro de responsabilidad civil obligatorio”. Como mínimo, la ley exige tener cubiertas con un seguro la responsabilidades civiles del conductor (lo que se conoce como seguro obligatorio de vehículos) sobre las que puedes añadir más coberturas de forma voluntaria si quieres.

Tipos de seguros de auto

El seguro de auto tiene básicamente tres modalidades en España que parten del seguro de mínimos, obligatorio para conducir:
  •  seguro obligatorio o seguro de coche a terceros;
  •  seguro a terceros ampliado y
  •  seguro a todo riesgo (con o sin franquicia).

Seguro a terceros

El seguro a terceros es un seguro obligatorio (por eso también se le conoce como seguro obligatorio del automóvil SOA) y cubre los daños que podamos ocasionar con nuestro vehículo a otros conductores o vehículos cuando seamos los “culpables” del accidente o del daño. A esta responsabilidad se la conoce como responsabilidad civil.   En euros, esta responsabilidad civil que cubre el seguro a terceros por ley es de hasta 15.000.000 € por siniestro por los daños materiales que causemos y de hasta 70.000.000 € por siniestro para los daños corporales que causemos a dichos terceros con motivo de nuestra conducción, cualquiera que sea el número de víctimas. Ojo, porque todo lo que exceda estas cuantías lo tendremos que pagar de nuestro bolsillo si las indemnizaciones superasen estas cuantías. Por esta razón las aseguradoras nos ofrecen seguros obligatorios que cubren más cuantías, pero que aceptamos de forma voluntaria vía una mayor prima de seguros: los seguros a terceros ampliados.
RELACIONADO  Los gastos de la familia

Seguro a terceros ampliado

Contratar un seguro a terceros que sólo cubra la responsabilidad frente a los daños a terceros (personas y cosas), es peligroso para nuestros intereses. De hecho es complicado encontrar estas coberturas mínimas entre las aseguradoras de coche en España. Generalmente las compañías le añaden al seguro de terceros las coberturas de rotura de lunas, incendio o robo del coche. Es lo que se conoce como seguro a terceros ampliado. Técnicamente, este seguro además complementa la responsabilidad civil voluntaria o suplementaria. En términos económicos, las aseguradoras ofrecen ampliar los límites de daños personales y materiales mínimos fijados por ley del seguro a terceros. Otras coberturas que se suelen añadir a este “terceros ampliado”, son la defensa jurídica del asegurado y el seguro del conductor para los daños que podamos sufrir como conductores.

Seguro a todo riesgo

El seguro a todo riesgo es la modalidad más interesante para conductores con coches nuevos de alto valor o que se preocupen por el estado de su vehículo y los posibles daños de su conducción. A cambio de una mayor prima de seguros, esta modalidad de seguro completa las coberturas ofrecidas por el seguro a terceros y el terceros ampliado, con la cobertura de daños propios. Los daños propios son los daños producidos en nuestro propio vehículo y que puedan haber sido ocasionados por nuestra culpa (con exclusiones, por supuesto, como conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas, sin carné, etc.). Estos daños propios pueden ser menores (rayaduras, abolladuras, golpes, etc.) o realmente graves como el siniestro total del vehículo, por lo cual, el coste de la cobertura puede variar muchísimo. Para evitar encarecer la prima mucho y ofrecer precios de seguros competitivos, las compañías de seguros ofrecen una modalidad del seguro a todo riesgo llamada todo riesgo con franquicia que lo que hace es fijar un umbral económico (franquicia) a la cobertura de daños propios, al que el asegurado se compromete a hacer frente en caso de siniestro. En este caso, la franquicia la paga la persona asegurada en caso de siniestro y todo lo que exceda la misma y que esté cubierto (daños en nuestro vehículo) correrá a cargo de la aseguradora. Por ejemplo si tenemos un todo riesgo con franquicia de 300 euros y damos un parte de daños propios por 1000 euros, la aseguradora sólo nos cubriría 700 euros, debiendo afrontar nosotros el importe de la franquicia.
RELACIONADO  Aseguradoras y mediadores de seguros
Si un seguro a todo riesgo de coche no tiene franquicia, la prima será más alta.

Comparar precios de seguros de auto

Es importante saber que cada aseguradora tiene sus propias coberturas para los distintos tipos de seguros de coche por lo que a la hora de comparar precios de seguros, no sólo hay que fijarse en el dinero sino también en las coberturas que incluye cada póliza. Los principales comparadores de seguros en España son Rastreator, Acierto.com, Seguros.es, Kelisto.es, Balumba.es, etc. *Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor (vigente hasta el 01 de Julio de 2016).

Deja un comentario

Cerrar Menú