A los 30 años abordamos las decisiones de mayor trascendencia de nuestra vida, una vez superada la década de descubrimiento y osadía de los 20 años. Una vez estabilizados en un trabajo y con una pareja, solemos formar una familia, con o sin hijos, y a partir de ahí, unimos esfuerzos para poder acometer grandes decisiones de endeudamiento pueden comprometer nuestro futuro o ser el primer paso para construir un patrimonio.

La Generación Y (Millenials)

Aportar a planes de pensiones

Cerrar Menú